Exfuncionario oficialista que multó a Rctv lleva una vida de lujos en EEUU



Captura-de-pantalla-2017-05-27-a-las-17.03.22.pngUn trabajo realizado por los periodistas Gerardo Reyes y Tamoa Calzadilla para Univisión, da detalles de la opulenta vida que lleva un exfuncionario del Gobierno de Hugo Chávez.

Identificado como José Joaquín Cedillo Moreno, quien casi nunca apareció en la televisión de Venezuela pero su nombre figuraba en numerosos anuncios oficiales como el adalid de una campaña de multas, reparos y cierre de empresas por evasión de impuestos durante los primeros años del llamado gobierno bolivariano.
Hace 10 años fue cerrada la cadena de oposición venezolana Radio Caracas Televisión al final de un proceso que empezó con la imposición de varias multas por evasión de impuestos. Uno de los funcionario clave de esa ofensiva tributaria vive ahora tranquilamente en el sur de Florida.

El plan “Evasión Cero’’ ciertamente aumentó los recaudos, pero también convenció a la oposición venezolana de que era una forma más para perseguir a los críticos del régimen e incomodar “al imperio’’ como se refería Chávez a Estados Unidos.
En su condición de gerente de Contribuyentes Especiales del Seniat, el organismo recaudador de impuestos de Venezuela, Cedillo fue clave para imponer multas a las cadenas que incomodaban al gobierno, como Radio Caracas Televisión y Globovisión, y para el cierre temporal de las compañías petroleras Shell, Chevron y Total y de empresas como Colgate Palmolive.
Hoy Cedillo vive en el imperio que tanto condenaron sus exjefes. Tiene a nombre de una de sus sociedades una casa de más de 1.3 millones de dólares en un conjunto cerrado de Doral, al sur de Florida; hace unos meses vendió un apartamento en un edificio de Brickell Avenue, cuenta con una oficina de negocios, viaja por el mundo con su esposa, exfuncionaria del Seniat, y no oculta en las redes sociales sus gustos por los automóviles Mercedes Benz deportivos.


Foto: Redes Sociales
Es uno de los numerosos exfuncionarios de la revolución bolivariana que se han establecido en Estados Unidos, apostándole al olvido del discurso antimperialista y a la tolerancia de quienes fueron testigos de sus acciones. Cedillo se considera una excepción. Según le dijo a Univision, él fue un empleado de carrera administrativa que empezó en el gobierno del presidente Rafael Caldera (1994-1999) y que tal condición no lo hace representante de una administración en particular. “Usted está confundido. Yo no era funcionario público sino empleado de carrera. No trabajaba para el gobierno de Chávez sino para el Estado venezolano’’, afirmó Cedillo.
En un mensaje previo enviado a Univision, la esposa de Cedillo, Jessica Herrera, afirmó que su esposo “no perteneció a ningún partido político de ninguna corriente, ni siquiera al PSUV (el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela) aun cuando trabajaba para el Estado’’.

Foto: Redes Sociales

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.