RCTV en resistencia y silenciada pero a un click de volver

16052017 RCT Andrea Hernandez/EL ESTIMULO

La sala de control del estudio de prensa de Radio Caracas Televisión (RCTV) sigue activa. Han pasado 10 años desde aquel día en que la amenaza del entonces presidente Hugo Chávez Frías, se concretó en oscuridad. Pero a pesar de que nadie se sienta ante los controles, las computadoras continúan encendidas y el logotipo de “El Observador” gira en las pantallas.
16052017 RCT Andrea Hernandez/EL ESTIMULO
Pareciera que los trabajadores y periodistas hubiesen salido a almorzar. “Como un receso”, acota Jennyskia Vargas, quien comenzó como pasante en el 2000 y se convirtió en Especialista de Proyectos. Mientras tanto, detrás del vidrio de esa oficina, está la sala de prensa que ambienta un escritorio jurídico. “Corona Sotillo y Asociados”, dice un letrero que cuelga de la pared.
La redacción, que en su momento fue la primera en ser integrada, aquella que en 2005 tenía tres modernos estudios, 35 estaciones de trabajo, 10 cabinas de edición, 10 de visualización, un departamento de digitalización, una sala gráfica, una para la recepción de satélite y sistema de microondas, seis cámaras robotizadas, una cámara inalámbrica, un sistema de iluminación integral a base de luces frías y espacios insonorizados, hoy sirve de escenario para hacer novelas, series y comerciales.
Jorge Souki, director de dramáticos de RCTV, explica que en este momento están haciendo el tercer proyecto como productora internacional para competir en mercados extranjeros. La realización que lleva dos semanas de rodaje, no es una novela tradicional de 120 capítulos sino una “súper serie” de 60 que cuenta con arcos de 12 capítulos por temporadas, independientes entre sí. Se trata de una versión de un cuento del escritor venezolano Salvador Garmendia.
Souki explica que, de este modo, Radio Caracas como productora buscará “eventualmente vender sus productos a plataformas como Netflix”.
Aunque se negó a dar demasiados detalles sobre el dramático, Souki, quien además es uno de sus tres directores, afirmó que el guión está a cargo de José Quintana, quien cuenta con otros tres dialoguistas.
Los actores son nuevos y viejos talentos. Los roles protagónicos los llevan adelante Patricia Amenta, “que viene del mundo del teatro” y Héctor Peña. Pero también hay algunos de la “vieja camada” como Julie Restifo y César Bencid.
Restifo espera en su casa. La grabación de este lunes se ha complicado porque las calles están trancadas por manifestaciones y disturbios. Mientras tanto, rememora otros tiempos: “Yo entré en RCTV, no con aspiraciones de ser actriz, sino de ser escritora. Estar ahí significó entrar a un canal donde veías a la gente que admirabas. Ahí yo sonreía con las oficinas y los pasillos llenos de personas”.
16052017 RCT Andrea Hernandez/EL ESTIMULO
Rincones de producción

Son 18 mil metros cuadrados para producciones. “Cualquier rincón es una locación”, comenta Jennyskia Vargas, mientras camina por el lobby del canal que sirvió, hasta hace poco, para hacer el programa “¿Quién quiere ser millonario?”, que ahora transmite Televen.
16052017 RCT Andrea Hernandez/EL ESTIMULO
Ese espacio también fue el lugar de la emblemática imagen donde todos los trabajadores del medio se reunieron, hace una década, para despedirse de sus telespectadores.
La antesala sigue acogiendo a personas, aunque ya el cafetín y la terraza Misia Kathy (por Kathleen Deery de Phelps), no están abarrotados de artistas, periodistas, tramoyeros, luminitos, camarógrafos, productores, directores ni los niños “pirañas” esperan con chemises escolares a sus ídolos para pedirles autógrafos a las puertas del canal.
A un click

Vargas, quien además formulaba las preguntas del aclamado programa conducido por Eladio Lárez, asegura que el medio hizo recientemente una “inversión tecnológica importante”, que está usando para grabar las novelas que venden a otras cadenas. Son cámaras 4K. El sueño de cualquier productora.
“Antes las novelas eran hechas con dos cámaras que se ponchaban y los decorados eran de cartón piedra. Ahora, lo que buscamos es un mayor porcentaje de escenas en exteriores y de locaciones reales como en el cine”, acota, por su parte, Jorge Souki.
Ante la adquisición de los nuevos equipos, Restifo considera que es una señal de esperanza. “Hay algo bonito, que es que en el peor momento se haga una inversión como esa. Es gente que apuesta por el país. Gente que se queda y hace lo que sabe hacer que es televisión”, señala la artista.
Vargas, quien parece ser el diccionario del canal y de hecho fue una de las que participó en la creación del libro RCTV de la A a la Z, afirma que “el canal tiene todas las posibilidades para prenderse mañana mismo. Lo que falta es encender el master”. Esto no ha sucedido a pesar de la sentencia emitida en septiembre de 2015 por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que exigió que sea devuelta la señal, los equipos y que el Estado indemnice a los trabajadores.
A negro


“Nos van a separar. Nos van a distanciar. Nos van a alejar de ti, mi querida Venezuela. Nos obligan a despedirnos. Quizá se impongan para que no nos veamos pero no pueden impedir que sigamos conectados por ese férreo, invisible e indisoluble lazo que tejimos juntos durante todos estos años (…) Teníamos la convicción de que te acompañaríamos toda la vida pero los sueños encuentran obstáculos en el camino”, expresó en un doloroso discurso Eladio Lárez, aún presidente de la televisora, mientras el reloj iba en cuenta regresiva hacia las 11:59 pm el 27 de mayo de 2007, cuando finalizó la transmisión en señal abierta.

Tras unos momentos en negro, el 2 dejó de ser RCTV y pasó a ser Tves con un concierto en pantalla dirigido por la batuta Gustavo Dudamel quien recientemente- tras 18 años de apoyo al gobierno- se mostró en contra de la represión de las fuerzas de seguridad del Estado en protestas opositoras, tras el homicidio de Armando Cañizalez, joven de 17 años quien pertenecía a El Sistema y que fue asesinado durante una manifestación el 3 de mayo en Caracas.
Tiempos dorados

El actor Aroldo Betancourt asegura que trabajar en RCTV era “un placer”. Y recuerda “momentos de oro” de la televisión venezolana.
“Las producciones llevaban sello de garantía. Yo comencé haciendo cuentos de (Rómulo) Gallegos y trabajé con Doris Wells y Marina Baura en La hora menguada”, relata.
1440159028-150820195657venezuelatelenovelasporestascalles624
Betancourt protagonizó la famosa telenovela Por estas calles transmitida entre 1992 y 1994 todas las noches. “Éramos muchos actores al lado de personas como José Ignacio Cabrujas. Gracias a él, vine a protagonizar esa novela que sigue vigente”, continúa al calificar de “extraordinarios” los dramáticos que allí se hacían.
Destaca a Estefanía, producción de 1979 cuyo trama se centró en el gobierno del General Marcos Pérez Jiménez. “Pasé muchos días brillantes en RCTV”, concluye a sus 61 años.
Preludio al apagón informativo

El edificio, ubicado en Quinta Crespo, a pocas cuadras de la Asamblea Nacional, sufre las amenazas de todos los que rodean al Palacio Federal Legislativo que constantemente se ve amedrentado por colectivos afectos al gobierno. También hay que cuidarse de los robos, a pesar de que la sede administrativa de la Alcaldía de Libertador esté a media cuadra.
“Cuando se apagó master, literalmente, nos fuimos a negro”, rememora Eva Espinoza, trabajadora que actualmente cuenta 33 años en el canal, haciendo un símil con el apagón informativo que existe.
Lo dice sentada en el sofá de la sala de maquillaje, acompañada de una figura de la Rosa Mística, la segunda virgen que “cuida” el recinto, pues en la entrada del canal la del Valle está postrada y parece observar a todo el que llegue.
“Nos la regaló Nelson Bustamante”, comenta. Sobre ella, las siglas del canal iluminadas reflejan un aura. En la sala de espera, están las mismas letras, pero allí falta la “c”.
“Lo que más añoro es a la gente y la compañía”, suelta Espinoza quien dedicó la mayor parte de su carrera a la sección de periodismo. “A nosotros nos quitan la señal es porque Radio Caracas siempre informó la verdad. Es tan así, que no nos equivocamos. Fíjate todo lo que estamos viviendo”, expresa.
Cuenta que comenzó “en la puerta”, como recepcionista, y llegó a ser productora de programas como Alerta, conducido por Anna Vacarella.
Por su parte, Vacarella sostiene que Alerta fue su “principal formación” y “encuentro con el periodismo”. Relata que inició su conducción a los 22 años de edad y valora que “apostaban por el talento joven, creían en su responsabilidad y capacidad de entrega”.

Para ella, esa era una de las “grandes fortalezas” de Radio Caracas. “Cuando me asignan ese programa no tenía ni recomendación ni palanca”, suelta.
También, reconoce que echa de menos el 2, “no solo como periodista y como exempleada, sino también como ciudadana. Extraño la competencia que se generaba entre canales y ese compromiso con la ética y la verdad. Hay un vacío que no se llena con nada, menos en estos tiempos”, añade.
Tres fotos cuelgan del pasillo donde están las oficinas de la directiva del medio. La primera, cuando en noviembre de 1953 se inauguró el canal; otra, de julio de 1969, cuando fue el único medio televisivo en Venezuela en transmitir la llegada del hombre a la luna y una tercera que recuerda la primera transmisión en el país que se hizo a color. Se ve a Pelé celebrando un gol de Brasil durante el Mundial de 1974.hqdefault
¿De negro a luz?

Los empleados coinciden en que el 27 de mayo de 2007 significó un giro de 180 grados para todos los que allí trabajaban. Las historias de crecimiento profesional, truncadas por una decisión gubernamental, se repiten pero aun así, muchos persisten.
Tal es el caso de Luis Arrioja. Tiene 44 años y forjó su carrera en esa sede. En el estudio 8 y 9, donde unas 10 personas recrean la escenografía para la novela que está en producción, recuerda que comenzó siendo ayudante de tramoya hasta convertirse en maestro realizador. Allí se produjeron otras como Por estas calles, Juana la virgenEstrambótica AnastasiaMi Gorda BellaMi Prima Ciela y Kassandra, que fue record Guinness por ser vista en mayor número de países, 180.
926517_491199794423958_2132934106_n
Esta, incluso logró apaciguar la Guerra de Bosnia al colocar la emisión del drama cubriendo horarios de tregua bélica.
Mientras Arrioja, cual director de orquesta, indica a unos jóvenes dónde colocar las piezas del decorado, entre olor a pintura y luces incandescentes, expresa que aquel 27 de mayo pensó en que, además de ver caer una “empresa sólida, que tenía 55 años”, significaba quedarse sin trabajo y sin sustento familiar.
Daños colaterales

El cierre afectó a 3.000 trabajadores fijos y a otros 2.000 colaboradores. Ahora, en el lugar laboran 150 personas de manera constante. “Antes, la empresa trabajaba con cuatro turnos. Estaba encendida las 24 horas del día. Incluso, los negocios de los alrededores se vieron afectados con el cierre. Los comercios de comida se la pasaban llenos de personas del canal”, dice una empleada.
Al año se hacían hasta cuatro dramáticos. Trabajaban dos líneas de producción a la vez, más programas de variedades y el noticiero.
Mientras Arrioja trabaja confiesa que siente que el canal está renaciendo. “Esperemos que de nuevo llegue la luz”, dice.
La empresa, que después del 2007 se sostuvo solamente con el alquiler de espacios, en 2015 comenzó a hacer producción propia para exportación.
Además del rodaje actual, recientemente se grabó la serie CQ de Cartoon Network y un video clip del famoso youtuber Tony Boom.
Ellos no son los únicos que aprovechan de las virtudes del lugar. Vivo Play también graba temporalmente programas como El Show de Bocaranda. Uno de los entrevistados al salir de conversar con el periodista Nelson Bocaranda comentó emocionado: “Parece el estudio de Jimmy Fallon”.
“Estoy regresando al canal después de 30 años. La última vez que había estado allí, fue la noche del cierre”, comenta el comunicador quien vivió en el 2 uno los éxitos televisivos más importantes de su carrera, el programa A puerta cerrada, que inició en 1983 y fue emitido todas las mañanas durante 14 años.
16052017 RCT Andrea Hernandez/EL ESTIMULO
La conducción la tomó luego Marietta Santana cuando Bocaranda en el 86 se fue a Venezolana de Televisión donde inició el programa En Confianza.
Sobre A puerta cerrada, Bocaranda cuenta que se trató de la primera vez que se hacía un Talk Show en Venezuela. “Se tocaban temas tabúes como el sida o la homosexualidad”, recuerda, quien vuelve en 2017 con el formato que “siempre” ha querido hacer, según confiesa.
De su paso por RCTV, no olvida cuando en el año 1973 regresó de Nueva York para montar el operativo de elecciones que se llamó Decisión 73, formato que mantuvo el medio para todos los comicios posteriores que reportó.
Aprendizaje constante

La periodista Graciela Beltrán Carias asegura que Radio Caracas era una escuela. Desde el utilero hasta el ancla principal del noticiero pasaban por la Academia Nacional de las Ciencias y Artes del Cine y la Televisión, que nació en 1978 dentro de la empresa.
Este centro de formación, según fuentes del canal, está en proceso de volver a ser abierto. “En la academia daban clases de locución, producción y te enseñaban a mejorar. Nos enseñaban a narrar una noticia. Trabajar allí era tener todas las oportunidades. Era el aprendizaje constante”, remata Beltrán Carias.
Los días previos al cierre del canal fueron de manifestaciones y despedidas. Oportunidades perdidas para muchos. De esas protestas surgió el movimiento estudiantil 2007, en el que se formaron muchos líderes opositores que van a la vanguardia de las manifestaciones del último mes y medio. Así como ellos se mantienen a “pie de lucha”, el famoso canal del león ha sabido reinventarse y demostrar que “un amigo es para siempre”, como reza su lema.
16052017 RCT Andrea Hernandez/EL ESTIMULO

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.